Sierra Nevada por la vertiente de Güejar Sierra

El puerto de montaña más alto de Europa te está esperando. Si no tienes miedo a las alturas, la ruta que hoy te proponemos te llevará desde las faldas de la Alhambra de Granada hasta el mismísimo cielo. ¿Empezamos?

Perfil de elevación
Perfil de elevación

Para subir a Sierra Nevada con bicicleta de carretera básicamente se puede partir o bien desde Granada o bien desde Huétor Vega. Una vez en la bicicleta se dispone nuevamente de diversas variantes. Así por ejemplo, desde Granada, podemos escoger entre subir directamente por la A-395 -la carretera principal-, por Canales desde Pinos Genil, por Güéjar Sierra y el Alto de Hazallanas, pasando por Pradollano o no… Para el primer tramo de subida nosotros hemos escogido el trazado empleado en 2013 por la Vuelta a España (desde Güéjar Sierra hasta el Alto de Hazallanas), y desde ahí la opción con menor tráfico, mayor dureza y mejores vistas hasta la cima (la que no pasa junto a Pradollano).

La ruta que te proponemos en iGrupetto acaba en Hoya de la Mora, a 2500 metros de altitud, donde encontramos una barrera que prohíbe el paso a los vehículos a motor hasta el Veleta. Si te quedan ganas y fuerzas puedes continuar hasta la cima del Veleta. Te restan aún 12 kilómetros y 800 metros de desnivel positivo.

¿Te animas? Pues móntate en tus rodillos, abre iGrupetto y a pedalear.

Hazallanas

Nos montamos en la bici pasado Cenes de la Vega, a las afueras de Granada. De este modo evitamos el tráfico de la periferia y pasamos directamente a disfrutar de la carretera. Apenas kilómetro y medio después giramos a la izquierda hacia Güéjar Sierra. Si en vez de eso continuásemos recto comenzaríamos la ascensión a Sierra Nevada por Pinos Genil y Canales. Se trata de una subida también muy bonita pero menos exigente que la que vamos a hacer nosotros.

De los ocho kilómetros que nos separan de Guéjar Sierra apenas tres se puede decir que tengan un desnivel importante, lo que unido a algunos descansillos nos dará la impresión de no haber iniciado aún la ascensión propiamente dicha a Sierra Nevada. Tras un rápido descenso por las calles de Güéjar y cruzar un pequeño puente nos topamos con una pared. Las peores rampas de toda la ascensión nos las encontramos aquí, de hasta el 18%. Si no regulas en estos 5 kilómetros que tienen un desnivel medio próximo al 10% sin duda lo pagarás más arriba. Las 22 curvas de herradura que encontrarás en esta estrecha carretera hasta alcanzar el Alto de Hazallanas te permitirán disfrutar de unas magníficas vistas de la montaña y del bonito pueblo que acabas de dejar atrás.

En 2013, la Vuelta a España tuvo uno de sus finales memorables precisamente aquí en el Alto de Hazallanas. El veterano Chris Horner dio una lección de pundonor a los Nibali, Valverde, Antón… Te dejamos a continuación un enlace a la retransmisión que hizo TVE y que merece sin duda la pena recordar. Lo más interesante lo encuentras a partir del minuto 37.

Collado de la Sabina

Pasado el Alto de Hazallanas llegamos a la intersección con una carretera que, a la derecha, enlaza con la vía principal de subida a Sierra Nevada. Si vas con alforjas y quieres descansar o coger agua éste es el momento. A escasos 300m tienes una venta, y antes incluso el centro de interpretación del Parque Natural. Si por el contrario no quieres enfriarte y llevas líquido suficiente como para alcanzar la cima, gira a tu izquierda y continúa hacia el Collado de la Sabina.

Collado de la Sabina

Esta carretera que llevas es típica de puerto de montaña, cosa que no ocurre con la carretera principal que sube a Pradollano, con hasta tres carriles y porcentajes menores. Hasta once curvas de herradura se cuentan hasta el collado. De los 7 kilómetros que tiene este tramo, los tres primeros discurren entre árboles y no es tan extraño poder ver algún ciervo, gracias en buena parte a su escasísimo tráfico. En los últimos kilómetros sin embargo la montaña se abre y la vegetación disminuye, propio del paisaje de alta montaña en que nos encontramos.

Desde que dejásemos atrás el Alto de Hazallanas, la pendiente media se ha mantenido más o menos constante en torno al 7%. Únicamente al alcanzar el Collado de la Sabina disfrutamos de unos centenares de metros menos exigentes que debemos aprovechar para tomar aliento. No hay que olvidar que nos encontramos a más de 2100 metros de altitud -la misma que el Tourmalet- y que aquí el aire comienza a percibirse enrarecido. Tras dos bocanadas profundas de aire proseguimos. Durante la época de nieves, los alrededores del Collado son un imán para las familias con niños, que acuden aquí con sus trineos para pasar el día.

Hoya de la Mora

Pradollano 2

En el Collado de la Sabina la carretera que llevamos intersecciona la vía principal de Sierra Nevada. Si giramos a la derecha la subida se habrá acabado, y en apenas 4 kilómetros podremos estar sentados en alguna de las terrazas de Pradollano reponiendo fuerzas. Si giramos a la izquierda, cosa que haremos en iGrupetto, el martirio aún no se habrá acabado.

Una larga y dura recta de 4 kilómetros nos dejará a las puertas de nuestro destino en Hoya de la Mora. Precisamente por tratarse de una recta y por la enorme altitud a la que se encuentra, muchos prototipos de coches -llenos de sensores y sin distintivos comerciales- son probados en estas rampas. Cuidado por tanto si subes a última hora de la tarde fuera de la temporada de nieves.

Pradollano

Las vistas que se tienen desde esta recta son espectaculares, sobre todo en invierno, con los esquiadores bajando por pendientes inauditas para nosotros los ciclistas, toda la montaña cubierta de un manto blanco que refleja los rayos de sol, paredes de nieve acotando la carretera que llevamos… Si giras la cabeza a tu derecha en iGrupetto verás además las pistas del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada, donde no pocos atletas vienen a realizar concentraciones preparatorias.

Hoya de la Mora

Pasado el CAR llegamos al refugio militar de Hoya de la Mora, nuestro destino en la ruta. En ese punto hay una barrera que prohíbe el paso a vehículos hacia el Veleta, lo que no impide continuar con la bicicleta. Lo ideal es una bici de montaña por el firme, pero si no te amedrenta algún que otro esterrato puedes continuar con la de carretera otros 12km hasta los 3300m de la cima (800m+ a sumar a lo que llevas). Hoya de la Mora también es durante la temporada de nieve el mejor sitio para disfrutar con los pequeños de los trineos. Estos se pueden alquilar por horas en varios puestos de madera.

El excepcional potencial cicloturista de Sierra Nevada

Sierra Nevada

Visto desde la distancia, resulta algo incomprensible que no se promocione más Sierra Nevada como destino cicloturista, máxime teniendo en cuenta la clara estacionalidad que sufre Pradollano. Todos los aficionados a este deporte sabemos que lo que nos mueve a hacernos miles de kilómetros en verano a Pirineos, Alpes, etc. es poder coronar un nuevo puerto donde antes hemos visto a nuestros ídolos luchar por la victoria. Pues bien, cuándo podremos ver a los Nibali, Purito, Aru… batirse el cobre por encima de los 2500 metros en Sierra Nevada. Probablemente haya algo que nuestra pasión como aficionados no nos deje ver, pero un buen firme hasta las últimas rampas del veleta, una buena labor de promoción de la sierra de Granada como destino ciclista, un sistema de cronometraje y sellado… podrían hacer de Sierra Nevada los Dolomitas del sur, salvando las distancias claro está. De los Dolomitas y sus Tres Cimes di Lavaredo, además de su belleza excepcional todos recordamos el duelo entre Merckx y Fuentes o, más recientemente, el de Nibali y Urán bajo una espesa nevada. Y que nadie nos interprete mal que desde iGrupetto somos unos enamorados de Dolomitas.

El Veleta, lejos de ser un reto aislado como el Mont Ventoux, tiene a su alrededor La Ragua, la Alpujarra y sus enormes posibilidades en Bubión, Trevélez, Capileira… un poco más lejos Calar Alto. Y por si todo esto fuera poco, con la costa a un tiro de piedra. En resumen, el destino perfecto para que los aficionados ingleses, alemanes, holandeses… alarguen una semana sus vacaciones de verano en Andalucía y sumen el Veleta a su lista de puertos alcanzados.

Los números de la subida que acabamos de hacer asustan: desde Güéjar Sierra han sido 19 kilómetros al 7,9% y acabando a más de 2500 metros de altitud. Para ponerlo en contexto pensemos en Mont Ventoux desde Bédoin (21km al 7,2% y final a 1912m), Tourmalet desde Luz (19km al 7,4% y final a 2115m), Gavia desde Ponte di Legno (17km al 7,9% y final a 2621m) o Stelvio desde Prato (24km al 7,4% y final a 2758m). Pues bien, si a esto le sumamos otros 12 kilómetros y 800 metros positivos el resultado es un Veleta con la carretera asfaltada más alta de Europa, un poderoso imán para ciclistas de todo el mundo.

Vídeos


Enlaces

Cicloturista Sierra Nevada Límite.
La descripción de la subida al veleta en altimetrias.net.

Planes futuros

En la primavera-verano de 2016 desde iGrupetto esperamos volver a subir hasta el Pico del Veleta. Aprovecharemos para realizar un amplio reportaje fotográfico y con él probablemente ampliar la ruta. De este modo cuando entrenes desde casa con nosotros podrás llegar hasta arriba del todo, a más de 3300 metros.

No olvides compartirlo con tus amigos:
Publicado en: ruta Etiquetado con:

Newsletter

Déjanos tu e-mail y te avisaremos de nuevas rutas, sorteos, quedadas virtuales...

Acepto los términos y condiciones de uso y la Política de privacidad.