Lagos de Covadonga y Mirador del Fito

En los últimos tiempos la fiebre mediática por las pendientes imposibles hace que nos olvidemos de esos otros grandes puertos Tour que tenemos en la Península Ibérica. Los Lagos es uno de esos puertos y hoy en iGrupetto vamos a subirlo.

Perfil de elevación
Perfil de elevación

¿Te hemos convenvencido? Si es así, ponte tus zapatillas, móntate en los rodillos o bicicleta estática, abre iGrupetto y ponte a pedalear. Empezamos.

Mirador del Fito

Arrancar desde cero al pie de los Lagos no nos apetecía demasiado. Asturias es una región con demasiado encanto como para no tratar de conocerla un poco más. Por eso y por sus numerosas apariciones en la Vuelta a España hemos decidido “calentar” primero subiendo al Mirador del Fito. Lo entrecomillamos porque un puerto de 7 kilómetros al 7,7% sirve para algo más que calentar. La subida se inicia con un par de kilómetros por debajo del 6% y rodeados de una espesa vegetación. Unas condiciones perfectas para ir preparando la musculatura para las rampas que más arriba encontraremos.

En términos turísticos el Mirador del Fito es muy conocido por las magníficas vistas que ofrece tanto de la costa cantábrica como de los Picos de Europa. Bajo la perspectiva ciclista, este puerto fue el último que subió el gran corredor navarro Miguel Indurain como profesional.

Pasados esos primeros kilómetros la cosa se pone seria, y ya no dejará de estarlo hasta coronada la cima. Nos restan 5 kilómetros en los que las pendientes medias se situarán entre el 8 y el 11%, y como luego vienen los Lagos, más vale que nos los tomemos con algo de calma.

Si vamos con alforjas y sin prisas -cosa que no siempre ocurre- no podemos iniciar el descenso sin parar primero en la cima. Además de subir al mirador en sí, de principios del siglo XX y con una forma absolutamente característica, podremos aprovechar los bancos de madera para improvisar un picnic y recobrar algo de energía.

Mirador del Fito

Os dejo una foto de cuando subí el Fito en el año 97 durante mi primer viaje “de alforjas”. De alforjas por decir algo. En aquel viaje mi padre y yo viajamos de Sevilla al Tourmalet pasando por Asturias con bici de carretera, sin alforjas y con una simple mochila a la espalda, Mi bicicleta iba equipada incluso con unos acoples para rodar Cinelli Spinaci de la época y realizábamos etapas de hasta 200 kilómetros. ¡Vamos! ¡Lo que se dice un tranquilo y agradable paseo cicloturista! Afortunadamente poco a poco tanto él como yo nos hemos ido impregnando del verdadero espíritu del ciclismo de alforjas.

Arriondas y el río Sella

Tras la nota nostálgica continuamos la ruta. Iniciamos ahora un descenso de unos 9 kilómetros que nos conducirá hasta la localidad de Arriondas, por la que pasa el río Sella. Como sabes, desde iGrupetto nos gusta compatibilizar ciclismo de altura con turismo y familia. Pues bien, seas o no BIG, cuando vengas a Asturias a tachar unos cuantos puertos de tu particular lista de retos debes saber que hay multitud de actividades con las que poder disfrutar además del ciclismo. Una de ellas y tremendamente divertida es el descenso del río Sella en piragua. No se trata de tomar parte en la competición de fama internacional que tiene lugar en sus aguas todos lo años. No es eso. Se trata de alquilar una piragua de esas grandes y pesadas, hacer acopio de un buen picnic en que no puede faltar uno o dos bollos preñaos y lanzarnos río abajo dispuestos a echar un día de campo de lo más peculiar.

Cangas de Onís

Cangas de Onis

Una vez terminada la travesía de Arriondas llaneamos durante unos 9 kilómetros hasta alcanzar el famosísimo Puente Romano de Cangas de Onís. Un par de kilómetros antes abremos pasado frente al Hotel Capitán, lugar donde Miguel Indurain abandonara el profesionalismo durante la Vuelta a España del 96. El Puente Romano se encuentra justo en el kilómetro 24 de la ruta que estás realizando en iGrupetto. Cuando vayas llegando a ese punto recuerda mirar a tu derecha para disfrutar de él.

Cangas es sin duda una magnífica opción para alojarse si quieres subir Los Lagos, El Fito y algún otro puerto que el reto CIMA tiene por la zona. Se trata no obstante de una localidad a veces algo saturada de turistas, por lo que si estás buscando un alojamiento rural integrado en la naturaleza quizás no sea lo más apropiado. En ese caso una muy buena opción consiste en remontar unos centenares de metros el río Sella desde Cangas y alojarte en alguna de las casas rurales de las márgenes del río, por ejemplo en Soto de Dego.

Pasado Cangas continuamos llaneando durante al menos otros 4 kilómetros antes de girar a la derecha y tomar la carretera que nos lleve definitivamente al inicio del puerto, lo que ocurre aproximadamente en el kilómetro 33 de la ruta.

Los Lagos de Covadonga o simplemente Los Lagos

Según cuentan en el libro Mountain High la inclusión de los Lagos en la Vuelta a principios de los 80 fue en cierto modo la respuesta a la que unos años antes había hecho el Tour con Alpe d´Huez. Fuera o no así lo cierto es que en términos paisajísticos son dos puertos radicalmente opuestos. No podría ser de otro modo en tanto en cuanto Los Lagos son la puerta a un Parque Natural cuasi-virgen mientras que Alpe d´Huez lo es a una estación de esquí con todo lo que ello conlleva. Lo que sí tienen en común ambos puertos es el prestigio que otorgan a todo aquel ciclista que logra coronarlo en primer lugar, así como el enorme magnetismo que tienen para los aficionados. En Alpe d´Huez tenemos a los holandeses en las curvas 6 y 7, y en Los Lagos la Huesera con miles de aficionados animando a los ciclistas.

Covadonga

La subida como tal a Los Lagos comienza poco antes del Santuario de Covadonga, con un par de kilómetros de antelación. Pronto veremos diversos aparcamientos en los que los turistas suelen dejar sus coches para visitar la Basílica y la Cueva de Covadonga. Casi sin darnos cuentas llegamos a la rotonda que separa el camino al santuario del que nos llevará a Los Lagos.

Tomando el giro a la izquierda, apenas a 50 metros, observamos un merendero que -sobre todo si vas con alforjas- te invitará a tomarte un respiro y quizás algo más (entiéndase un vasito de sidra fresca). No te lo recomendamos aún, mejor a la bajada. Te esperan 6 kilómetros en los que en sólo 1 la pendiente media es inferior al 8%, con la temida Huesera al final, así que como te enfríes probablemente terminarás echando pie a tierra en su interminable recta.

Con menos tráfico que hasta ahora vamos subiendo metros por una carretera estrecha bordeada por una espesa vegetación. Tal circunstancia nos evita al menos la tortura de ir viendo todo lo que nos queda por subir. Pasada la primera curva de herradura a izquierdas tras el Mirador de los Canónigos iniciamos el pequeño “descansillo” antes mencionado: un kilómetro al 7,5%.

Huesera

En el kilómetro 38 de la ruta la carretera se abre, los árboles que teníamos sobre nuestras cabecezas desaparecen y -ahora sí- podemos contemplar en toda su crudeza lo que nos aguarda. Comienza La Huesera y con ella los vaivenes a un lado y otro de la carretera, los cabezazos, los riñonazos tratando sacar fuerzas de donde no las hay. En definitiva, lo que hace a los lagos tan especial y por lo que todo buen aficionado al ciclismo quiere venir aquí a probarse.

Raro será si no vemos en la Huesera pintadas de ánimo a los ciclistas de ediciones anteriores de la Vuelta a España o la Vuelta a Asturias.

Olano

Aquí vemos a Abraham Olano en la Huesera durante la disputa de la Vuelta de 2000.

Virenque

Y un poco después al francés Richard Virenque.

dhtourmalet_07_6

Tras la Huesera el Mirador de la Reina. No es momento para pararse, pero a la vuelta sí que merece la pena hacerlo aquí y tomar algunas fotografías de la explosión de naturaleza y belleza que nos rodea. Lo peor ya ha pasado, o al menos las subidas fuertes y mantenidas. Un par de kilómetros al 8% alternados con llanos e incluso bajadas nos llevarán a los lagos, primero al Enol y luego al Ercina. A la hora de tomaros selfies que atestigüen vuestro paso por este idílico escenario cuidado donde ponéis los pies. Las vacas suelen moverse a sus anchas por toda la zona, y os aseguro que no resulta sencillo ni agradable quitar sus desperdicios de entre las calas de los pedales. Hay un tercer lago, el Bricial, a unos 500 metros del Ercina, pero éste no siempre aloja agua.

Vídeos

Subida a Los Lagos durante la Vuelta de 2012, con una lucha a cara de perro entre Valverde, Contador, Purito, Quintana… y la victoria final de mi paisano Antonio Piedra. Lo mejor a partir del minuto 43.

En 2014 la subida de la vuelta en Los Lagos se caracterizó por el marcaje entre Contador, Purito y Valverde, así como por la lucha de Froome por no perder tiempo en exceso.

Crónicas y enlaces

Vencedores de la Vuelta a España en Lagos de Covadonga.
Subida a Los Lagos en altimetrias.net.
Crónica de la subida de una ciclista de alforjas a los Lagos, de rodadas.net.
El relato que hizo mi padre de la subida al Fito y a Los Lagos durante nuestro viaje desde Sevilla al Tourmalet de 1997.

No olvides compartirlo con tus amigos:
Publicado en: ruta Etiquetado con:

Newsletter

Déjanos tu e-mail y te avisaremos de nuevas rutas, sorteos, quedadas virtuales...

Acepto los términos y condiciones de uso y la Política de privacidad.