Pueblos Blancos andaluces y Sierra de Grazalema, la combinación perfecta

La Ruta de los Pueblos Blancos en Andalucía es un reclamo para miles de turistas de todo el mundo. Esconde además preciosos puertos de montaña. Hoy subiremos dos de ellos y visitaremos pueblos como Grazalema, Ubrique o El Bosque. Si te animas aquí tienes el perfil de la ruta:

Perfil de elevación
Perfil de elevación

¿Decidido a afrontar Boyar y Palomas, desayunar en Grazalema y pedalear por Ubrique? Entonces cálzate tus zapatillas, tus culottes y corre a subirte a tus rodillos o bicicleta estática. Abre iGrupetto en tu navegador y ponte a pedalear. Comenzamos.

Ruta de los Pueblos Blancos

Zahara

La Ruta de los Pueblos Blancos es una ruta turística que reúne a un buen número de localidades -concretamente 25- de la Sierra de Grazalema, la Serranía de Ronda y los Alcornocales, en las provincias de Cádiz y Málaga, en Andalucía. Las casas y edificios de estos pueblos se caracterizan principalmente por presentar fachadas perfectamente encaladas, esto es, de un color blanco cegador que trata de repeler el calor en las horas centrales del día, tejados rojizos y forja negra.

Al propio atractivo de pasear por las estrechas y a menudo empedradas calles de estos pueblos, se le une el estar buena parte de ellos enclavados en el interior o junto a parques naturales de la envergadura del Parque Natural Sierra de Grazalema y del Parque Natural de los Alcornocales. Así pues, la belleza de estos pueblos no sólo esta en su interior, sino también en todo lo que les rodea. Por fortuna para los aficionados al ciclismo, toda esa naturaleza presenta además estribaciones importantes que comprenden diversos puertos de montaña, algunos de ellos catalogados de primera categoría y de categoría especial en diferentes ediciones de la Vuelta a España.

La ruta que os proponemos desde iGrupetto arranca en la localidad de El Bosque y finaliza en Cortes de la Frontera, pasando por Grazalema, Zahara de la Sierra, Villaluenga, Benaocaz y Ubrique. Subiremos tres puertos: El Boyar, Las Palomas y el Mojón de la Víbora.

El Bosque y la ruta del Majaceite

Majaceite

Aquí se encuentra el Centro de Visitantes del Parque Natural Sierra de Grazalema, lo que unido a su amplia oferta de alojamientos rurales lo hacen un punto de partida perfecto para conocer la zona.

Hacer compatibles ciclismo y familia resulta sencillo en pueblos como El Bosque. De aquí parte una ruta de senderismo que remonta el río Majaceite hasta la localidad vecina de Benamahoma. Se trata de una ruta sencilla, apta para niños pequeños y que, si lo deseamos, se puede alargar hasta el merendero situado a mitad del Puerto de El Boyar. Si te decides a pasar unos días aquí, no puedes marcharte sin degustar una de las truchas de su piscifactoría, del agua al plato en cuestión de minutos.

Puerto de El Boyar

El Boyar es un puerto que se agarra, no por el firme que se encuentra en perfecto estado, sino por sus 15 kilómetros de longitud y sus diversos tramos al 8 y 10%. La pendiente media, del 5.3%, no parece excesiva, pero conviene señalar que las ascensión esconde una corta bajada a la altura de Banamahoma que falsea en parte esos valores medios.

La subida comienza desde las mismas calles de El Bosque. Tras abandonar la carretera que llevamos, con un giro a izquierda, tomamos otra que ya no abandonaremos hasta pasada la cima del puerto. Este primer tramo de puerto de unos 3 kilómetros hasta el descansillo de Benamahoma se caracteriza por tener una pendiente asequible (rara vez supera el 6%), una vegetación espesa y ninguna curva de herradura. Aunque los árboles no permiten verlo, hacia el kilómetro 3 de la ruta dejamos a nuestra izquierda un interesante Jardín Botánico, con ejemplares de los famosos pinsapos.

Cuando ya adivinamos en la distancia el pueblo de Benamahoma se inicia una corta pero rápida bajada de apenas 1 kilómetro. Ya no habrá más descansos hasta arriba, así que más que acelerar lo que conviene es tomar aire. Benamahoma es otro de esos Pueblos Blancos por los que merece la pena pasear. Reiniciada la subida notarás que las pendientes suben, especialmente con una curva de herradura a derecha que ofrece una vista espectacular de Benamahoma y del desnivel salvado hasta ahora. Eso ocurre hacia el kilómetro 7 de la ruta.

Tras el tacón entramos quizás en la zona más pegajosa de la subida, con 4 kilómetros al 7 u 8%. Afortunadamente encontramos primero una fuente -a mitad de una recta y al final de unas escaleras- y luego una zona de merendero que nos sirven de distracción. En el merendero, salvo en los meses estivales más calurosos, es frecuente ver ciclistas, excursionistas, familias enteras pasando un día de campo. Con un equipamiento perfecto que incluye hasta un par de porterías, es el sitio perfecto para que los niños jueguen con sus bicicletas de montaña. Sombra y mesas de madera tampoco escasean.

Cabras

Por fin, hacia el kilómetro 11 de la ruta, coincidiendo con una de las entradas al Pinsapar, dejamos atrás las curvas de herradura, la vegetación espesa, y termina por abrirse la carretera y la montaña. Iniciamos entonces un recorrido por la ladera norte del valle que ya no abandonaremos. Aunque faltando menos de 2 kilómetros para coronar verás a tu derecha una antigua fuente, ésta hace años que no echa agua, así que tampoco te servirá de excusa para echar pie a tierra y tomar aliento.

En la cima del Boyar se inician diversas rutas de senderismo. Una de ellas es conocida como El Salto del Cabrero, 100% recomendable para hacer en familia. Atraviesa una granja con cabras payoyas en la que los cabritos de pocos días suelen hacer las delicias de los más pequeños.

Tras coronar El Boyar iniciamos un rápido descenso de 5 kilómetros hasta llegar a Grazalema. Un poco antes habremos dejado un desvío que, de tomarlo, nos llevaría de forma directa a la cima del siguiente Puerto sin tener que subirlo desde abajo.

Grazalema

No es casualidad que Grazalema de nombre al Parque Natural. Es sin duda el pueblo con mayor encanto de toda la zona: su Tajo y las vistas sobre el cauce del Guadalete; el blanco de sus fachadas y el negro de sus rejas son más blanco y más negro que en cualquier otro lugar; una buena oferta gastronómica y hostelera; su concurso de pintura rápida o su feria de recreación histórica.

La carretera que llevamos desemboca en la Plaza de España, en la cual podrás hidratarte gracias a su fuente, de dos senos y con cuatro rostros, de la que emana una agua fresca y cristalina. Una vez completados tus botes, si el tiempo te lo permite o el estómago te lo pide, puedes comprar un dulce en la Confitería Artesanal Vázquez, de camino a la Plaza de los Asomaderos. Allí, sentado frente al Tajo de Grazalema con tu bicicleta, tu dulce y tu Coca-Cola, te darás cuenta de la suerte que tienes. Si vas con alforjas y prefieres tomarte un descanso más prolongado y tranquilo, una buena alternativa es el merendero que encontrarás en la margen derecha de la carretera una vez hayas de dejado atrás las calles de Grazalema.

Titan

Con el estómago lleno proseguimos la ruta. Subimos un corto pero exigente repecho y realizamos el descenso final del puerto en dirección a la cola del Embalse de Zahara-El Gastor. Esta bajada, conocida como La Ribera, cuenta con una de las fuentes con mayor caudal de toda esta zona: cinco gruesos caños arrojan abundante agua de la sierra.

Acabado el descenso de La Ribera toca llanear unos 10 kilómetros hasta la base del puerto de Las Palomas, desde la cola del embalse hasta la presa. Precisamente este embalse es el empleado por los titanes de la Titán Sierra de Cádiz.

En el kilómetro 37 de la ruta verás un estrecha carretera que sale a tu izquierda. Si bien ésta es una alternativa para subir a Las Palomas, tomarla impide disfrutar del paso por otro de los pueblos blancos de la ruta: Zahara de la Sierra.

Puerto de Las Palomas

Pantano

El puerto se inicia en el kilómetro 40 de la ruta. A estas alturas del post ya habrás sudado un rato montado en tu bicicleta con iGrupetto. Quizás sea momento de bajarte y dejar para mañana Las Palomas, catalogado dos veces como puerto de primera y una como especial en la Vuelta a España. Si te ves con fuerza mental y física para continuar, ¡ánimo!.

Zahara 2

Las Palomas es un puerto de algo más de 12 kilómetros al 6.5% de pendiente. Estéticamente es un puerto sencillamente espectacular. Sin demasiadas curvas de herradura ni una vegetación espesa, en la que abunda el matorral, nos concede una visión clara del Embalse de Zahara-El Gastor, de la Sierra de Líjar y, para nuestro pesar, de las cuestas que tendremos que superar para llegar arriba.

Nada más comenzar vamos dejando a nuestro lado diversas entradas al pueblo de Zahara. Si te decides a tomar alguna de ellas, especialmente la que hay junto a un abrevadero, debes saber que encontrarás pendientes que quizás te hagan poner pie a tierra, especialmente si tiras de alforjas. No obstante, si te decides a subir a su castillo el esfuerzo habrá merecido la pena.

Palomas 3

Poco a poco vamos quemando kilómetros con un desnivel medio del 6 o 7%. Hacia el kilómetro 6 del puerto y el 46 de la ruta alcanzamos la entrada a la Garganta Verde, en cuyo aparcamiento encontramos de nuevo una fuente. No se ve desde la carretera pero está ahí. Ésta es la última posibilidad de avituallarte en los próximos 12 kilómetros. Poco después verás un nuevo aparcamiento, el empleado por los excursionistas que van a los Llanos de Rabel. Debes saber que tanto para ir a la Garganta Verde como para Los LLanos es necesario pedir previamente permiso en los centros de visitantes de El Bosque o Zahara.

El Calvario

Si en el Stelvio cuando pasas los túneles te encuentras los tornanti, salvando las distancias, en Las Palomas en el kilómetro 8,5 de la ascensión, al girar una curva a derechas, no sólo te das de bruces con las peores rampas del puerto, sino que divisas todo lo que te resta por subir hasta la cima. Si alzamos la vista veremos un tacón o tornanti descomunal que luego tendremos que subir. Este tramo del puerto que va del kilómetro 8 al 10 del puerto es conocida por los lugareños como El Calvario.

Cima de Las Palomas

Los últimos kilómetros de Las Palomas son para disfrutar. Si el pulso te lo permite, fíjate bien en las márgenes de la carretera y encontrarás algunos ejemplares de pinsapos. No te vayas de la cima sin hacerte la foto de rigor junto al cartel que indica los 1357 metros de altitud. Te recuerdo que los tres puertos que vamos a subir hoy forman parte del Reto CIMA, Las Palomas además del Proyecto BIG, y uno nunca sabe si más adelante querrá sumarse a alguno de estos dos desafíos.

Villaluenga, Benaocaz, Ubrique

Kirienka

La parte más exigente de la ruta ya la has realizado. Aún nos queda un último puerto, el del Mojón de la Víbora, pero éste no tiene la longitud ni la dificultad de Boyar y Palomas. Lo primero que haremos será descender durante unos 7 kilómetros de nuevo hasta Grazalema. Cuidado con la bajada, sobre todo a la altura del cámping de Grazalema. Ahí la pendiente es muy grande, como bien pudo comprobar Vasil Kirienka durante la disputa de la Vuelta a España 2014.

iGrupetto

iGrupetto animando a los esforzados de la ruta durante la disputa de la tercera etapa de la Vuelta 2014, a su paso por Grazalema. Mayor ímpetu imposible.

Purito Boonen Aru

Vaya tres que salieron en la foto ese día: Boonen, Purito y Aru.

Si antes no lo hiciste ahora tienes una segunda oportunidad para tomarte un respiro en el mirador de Grazalema. Tal vez Las Palomas te haya abierto los ojos y el apetito y, ahora sí, no renuncies a su exquisita repostería.

Senderismo

Tras este breve paréntesis y dejada atrás Grazalema continuamos, y lo hacemos subiendo el Alto de los Alamillos, de apenas 2 kilómetros y muy asequible. A partir de ahí podremos disfrutar nuevamente de un terreno favorable, pero no de continuado descenso, durante más de 20 kilómetros. Como en todo el Parque Natural de la Sierra de Grazalema, en la zona por la que estás pasando abundan los senderos. Rutas como la del Campobuche, los Llanos del Campo o la Sima del Republicano sirven de complemento perfecto para pasar una semana de bici y excursiones a pie con familia o amigos. Salvando las distancias en lo que altitudes se refiere, algunas de las vistas recuerdan a los cirques pirenaicos.

A tu paso por Villaluenga del Rosario, en el kilómetro 71 de la ruta, pasarás junto a la fábrica de quesos de leche de cabra payoya. Una delicia. En el kilómetro 76, un poco antes de alcanzar Benaocaz, pasarás junto a los vestigios de una calzada romana parcialmente restaurada. Una buena opción para otra ruta de senderismo en familia o en compañía de amigos.

Hacia el kilómetro 79 de la ruta entramos en un descenso puro y técnico hasta la ciudad de Ubrique, famosa en el mundo entero por la calidad de sus artesanos marroquineros, lo que lleva a grandes marcas de todo el mundo a encargar a talleres ubriqueños la confección de los productos de piel -bolsos, complementos…- a los que luego pondrán su marca.

Mojón de la Víbora

Tras callejear por las calles de Ubrique alcanzamos el pie de último puerto de la jornada, el Mojón de la Víbora. Son 6 kilómetros a algo más del 6%. No parece mucho y no deberíamos tener muchos problemas para subirlo, pero si hemos forzado demasiado en los puertos anteriores y abusado del plato grande en el sube y baja que traemos desde Grazalema, entonces quizás se nos haga más pesado de la cuenta.

Las carreteras por las que estás circulando son frecuentadas por ciclistas de la zona. Pueblos como Ronda o Ubrique cuentan con peñas ciclistas de gran tradición, y suelen organizar pruebas cicloturistas muy exigentes. Probablemente el mejor ejemplo sea la marcha cicloturista La Sufrida que, en su edición de 2015, en 196km totaliza más de 5100m de desnivel positivo acumulado.

Una vez coronemos la última dificultad montañosa de la ruta, lo que restan son unos 12km de terreno rompepiernas hasta llegar a Cortes de la Frontera. Si has llegado hasta aquí montado en tu bicicleta con iGrupetto ¡ENHORABUENA!

Vídeos


Enlaces recomendados

Altimetrías detalladas de Las Palomas y de El Boyar en altimetrias.net.

Titán Sierra de Cádiz, la medio ironman que todos los años también sube Boyar y Palomas. En 2014 ni el mal tiempo les libró de subir al menos Las Palomas, ¡AUNQUE FUERA  A PIE!

Crónica de la Sufrida 2013, por el Hijo del Trueno. Esta cicloturista también sube Boyar y Palomas.

Rutas a pie y fotos del Parque Natural Sierra de Grazalema, en el Blog de Manuel.

No olvides compartirlo con tus amigos:
Publicado en: ruta Etiquetado con:

Newsletter

Déjanos tu e-mail y te avisaremos de nuevas rutas, sorteos, quedadas virtuales...

Acepto los términos y condiciones de uso y la Política de privacidad.